W3Counter
Comunicación Justicia Todas

Difusión de derechos de las mujeres en el sistema penal

Chile(1)

La Defensoría ha definido que la difusión de derechos y de la propia labor institucional debe integrarse como un objetivo estratégico. Para cumplir este objetivo y eliminar las inequidades y barreras implicadas en ello (falta de información de las mujeres sobre sus derechos en el sistema penal e invisibilidad de la mujer condenada y sus derechos), se han diseñado charlas, actividades del día de la mujer, cuentas públicas participativas, tanto para imputadas como para condenadas, plazas de justicia y diálogos participativos. En cuanto a su contenido, la labor de difusión a beneficiarios directos se ha considerado expresamente las diferencias entre sexos, por ejemplo, el diseño de cartillas informativas diferenciadas, inclusión en la página web de material especial para imputadas, etc. Todo ello se debe a que las mujeres cuentan con derechos especialmente formulados en distintos cuerpos legales, como es el caso de las mujeres privadas de libertad con hijos lactantes y, por ello, requieren detalles específicos sobre sus derechos como imputada o condenada.

Objetivos

Fortalecer la difusión de derechos y  rol de la defensoría penal pública a la comunidad, en el marco sistema de justicia criminal, a través de la gestión del conocimiento  y su política comunicacional con criterios de género.

Descripción y Características

Análisis del problema y justificación

¿Se llevó a cabo algún estudio de necesidades o diagnóstico previo?:

El diagnóstico institucional indica que tanto la población a la que atendemos, como el público en general, desconoce la labor de la Defensoría y también los derechos que asisten a imputados e imputadas. Para cumplir este objetivo, se han diseñado charlas, talleres, cuentas públicas participativas, tanto para imputadas como para condenadas. En cuanto a su contenido, la labor de difusión a beneficiarios directos se ha considerado expresamente las diferencias entre sexos, por ejemplo, el diseño de cartillas informativas diferenciadas, inclusión en la página web de material especial para imputadas, etc.. En efecto, las mujeres cuentan con derechos especialmente formulados en distintos cuerpos legales, como es el caso de las mujeres privadas de libertad con hijos lactantes y, por ello, requieren detalles específicos sobre sus derechos como imputada o condenada.  En efecto, la DPP ha buscado distintos mecanismos que incluyan una mejor y más asequible difusión de los derechos de las mujeres, en el entendido que, dado que la cultura social imperante, al establecer ciertas obligaciones en el cuidado de los hijos y la familia a las mujeres, el acceso a los despachos de los defensores en horarios de oficina les resulta complicada a las mujeres. Por ello se ha establecido una política de acercarse a ellas, ya sea a través de diálogos y cuentas participativas y plazas de justicia. Además, se estableció en el año 2005 un instructivo de atención en oficinas de forma preferente a mujeres, junto con instalarse espacios de entretención y cuidado para niños para aquellos padres que acudían con hijos pequeños.

¿Participaron los beneficiarios en el análisis previo o el diseño de la práctica?

No en su inicio, pero los contenidos y la entrega de información se realiza con una metodología que permite la retroalimentación de las usuarias.

Beneficiarios principales e indirectos

Si bien se hicieron todas estas actividades en el año 2014, no se tienen datos. En todo caso, durante el año 2013 se realizaron 15 plazas de justicia con la asistencia de 834 mujeres y 13 diálogos participativos en los que participaron 297 beneficiarias. Esto hace un total de 28 actividades con la presencia de 1.131 mujeres beneficiarias. Las plazas de justicia se realizaron en las Regiones de Arica, Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitanas Norte y Sur, O’Higgins, Maule, Biobío, Aysén y Magallanes. Los diálogos participativos se realizaron en las regiones de Arica, Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Metropolitana Norte, Maule, Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén.

A las 15 actividades del día de la mujer asistieron 746 mujeres privadas de libertad, ya sea en calidad de imputadas o condenadas en los distintos recintos penales del país. En dicha oportunidad además de darles un momento de relajo. Finalmente, en relación a las condenadas, podemos dar cuenta de la asistencia en el año 2013 de 784 mujeres a las charlas de difusión, lo que se tradujo en 353 ingresos nuevos de mujeres condenadas, 596 requerimientos tanto judiciales como administrativos, y 1817 gestiones en favor de reclusas.

Metodología de intervención

A través de charlas participativas y luego con atención personalizada.

Recursos necesarios para la implantación de la práctica

Recursos humanos:

Se realiza con coordinación de los periodistas regionales y profesionales abogados de las defensorías locales.

Recursos financieros:

Se realiza con fondos del presupuesto institucional de la DPP (Ley de presupuesto).

Coordinación y Socios Clave

Coordinación

Metodología de coordinación del proyecto:

Las actividades de difusión se coordinan por la Unidad de Comunicaciones y prensa de la Defensoría Nacional con las distintas Defensorías Regionales del país.

Socios clave:

En el caso de las Plazas de Justicia, se coordinan los demás servicios del sector justicia (Servicio de Registro Civil,  Secretarías Regionales Ministeriales, Servicio Nacional de menores, Gendarmería). En el caso de actividades con privadas de libertad (en prisión preventiva o condenadas) en coordinación con Gendarmería de Chile.

Roles de los distintos socios

En el caso de las Plazas de Justicia, la idea es que la persona pueda acceder en un mismo lugar a todos los trámites que le brinda el Estado en materia de Justicia, a fin de facilitar el acceso. En el caso de la coordinación con Gendarmería para la difusión de derechos entre las mujeres privadas de libertad, se requiere contar con las autorizaciones necesarias de quien es el organismo encargado de la custodia de las personas encarceladas.

Oportunidades y Obstáculos
Evaluación de la Práctica
¿Se llevó a cabo una evaluación de la implementación de la práctica?

No.

¿Se cumplieron los objetivos de la práctica?

Si.

Transparencia y Réplica

Oportunidades y desafios para la transferencia, replica y/o ampliación de la práctica

Como ya se ha dicho, además de su condición de pertenecientes a un grupo vulnerable por el hecho de estar sometidas a un proceso penal y usualmente provenir de grupos desprotegidos, se les suma el hecho de ser mujeres y ser discriminadas en su calidad de tales, en materia educacional, laboral y estar sujetas a las obligaciones de cuidado y crianza de los hijos y la familia, lo que les impide tomar las mismas decisiones que los hombres. En otras palabras, las imputadas/condenadas no sólo son discriminadas por ser “delincuentes”, sino también por ser mujeres. En relación a sus derechos, sus menores niveles educacionales y acceso a trabajos remunerados fuera del hogar, las pone en desventaja para poder ejercerlos de mejor manera, por lo que fue necesario llegar a las usuarias a través de mecanismos que permitan que se empoderen de sus derechos y sepan cómo ejercerlos, pues como se ha señalado, el sistema penal tiene peculiaridades respecto de los derechos de las mujeres.

Por ello, una cuestión trascendente sería realizar actividades en conjunto con el Poder Judicial y la Fiscalía, a fin de que los demás intervinientes también cuenten con actividades y argumentaciones que relevan las necesidades especiales de las mujeres.

Datos de la práctica

Título: Difusión de derechos de las mujeres en el sistema penal.

Ámbito de actuación: Defensoría Penal Pública.

Fechas de desarrollo: Permanente (desde 2008 en adelante).